#ESDIPERS Cristina Rodriguez Acosta

Cristina Rodriguez Acosta, es una #ESDIPER que, actualmente, cursa 1º del Curso Completo de Cine de Animación.

Antes de saber hacia donde enfocar su vena artística, con 12 años realizó algunos trabajos de ilustración y cómic, como es «La Aventura de Clara» de ayuda a la infancia en la problemática de los puntos de encuentro financiado por el Ministerio de Sanidad.

Nos cuenta que desde siempre le ha encantado el dibujo pero no sabía hacia dónde tirar, así que después de darle muchas vueltas y sopesar entre Cine, Animación o Bellas Artes, decidió cursar el grado en Bellas Artes por tres motivos:

  1. No sabía si le iba a gustar la animación una vez que se pusiera con ello. 
  2. No quería que lo pagaran sus padres, sobre todo teniendo dudas.
  3. El Grado de Bellas Artes le ofrecía un amplio abanico de posibilidades, que la ayudarían a elegir después, además de nutrirse con otras especialidades.

Tras cuatro años de universidad, en 2019, se embarcó en el mundo del arte gráfico digital, ilustrando para el Museo Cerralbo el cómic de «Aventura en el Museo Cerralbo” junto con su calendario del año siguiente, el libro de fantasía de «Lycanth-Boy«, el cómic » Kevin, ganamos todos» de mediación escolar, el cómic «Jorge y María, la importancia de hablar y escuchar» sobre mediación familiar, y así, varias ilustraciones y encargos de diferente índole. 

Destacamos su trabajo en la productora The Aurora Project como auxiliar de producción, dirección y casting. Ya que fue gracias a esta experiencia y a un pequeño encargo de animación que realizó de manera casi autodidacta, que decidió zambullirse al mundo de la animación y del cine. 

En sus propias palabras: “Los motivos fueron que me encantó la vitalidad que había dentro del mundo del cine, a pesar del estrés que hay en medio de un rodaje, la recompensa del final, después del trabajo en equipo, lo merece. Porque al realizar el trabajo mencionado de animación me supuso un reto, me emocioné, me fascinó y quise aprender más. Lo tuve claro. quería dedicarme al mundo de la animación 2D”

En la entrevista realizada a Cristina, nos llamó la atención que alabara tanto el cine de animación 2D, así que decidimos preguntarle: ¿Y por qué 2D y no 3D? 

A lo que nuestra #ESDIPER, Cristina, muy convencida nos contesta: “Porque en el 3D a lo máximo que puedes aspirar es en el perfeccionamiento de la calidad del realismo, en cambio, en el 2D, el campo es más abierto, no tiene porque tener un fin realista. Quitando los 12 principios de la animación, es más libre, más creativo plásticamente, en la técnica, en su narrativa, compositivamente,… Hay miles de maneras de utilizarlo. Y bueno es puro dibujo, y la animación 3D, no. Aún así no puedo no mencionar que la unión entre 3D y 2D me parece muy emocionante. Todo lo que está apareciendo nuevo. Espero participar algún día.”

Siguiendo por la misma línea comenzamos a hablar de cómic,  como dice Cristina: “la animación y el cómic tienen un punto de unión muy fuerte, y es su base: narrar a través de dibujos. Solo que lo hacen de manera diferente: uno a través de fotogramas y otro a través de viñetas, además de que se suele trabajar en grupo y el comic es más solitario, y un montón de etcéteras que los hace diferentes”. Continuó diciendo que el cómic no deja de ser atractivo y divertido, aunque haya descartado dedicarse a ello en comparación con dedicarse a la animación, nunca lo dejará totalmente de lado. Su último trabajo realizado es el cómic «Priscilla» de la Fundación Amigos de Monkole. Desde entonces hasta día de hoy, está participando y trabajando en diversas ideas, planes y proyectos relacionados con el mundo del cómic, la ilustración y, actualmente, también con el mundo de la animación.

Sus pasiones son los cómics, el cine, la animación 2D y la 3D que pueda incorporar 2D. Por otro lado, sus pasiones fuera del mundo del arte son viajar, visitar lugares nuevos y los animales. Toca dos instrumentos que son el piano y la guitarra de forma autodidacta, además le encanta leer. Actualmente, está centrándose en leer sobre la teoría del cómic, ya que tras hacer su TFG sobre “exposición experimental de cómic en museos y centros culturales y, cómo se suelen y se deberían exponer”. Este pequeño mundo le despertó tanta curiosidad que estuvo pensando en trabajar en Tebeosfera, una revista y un enorme catálogo sobre el cómic, es decir, sería como dedicarse a la investigación.

Nuestra última pregunta para Cristina fue conocer qué la inspira: “Es una pregunta difícil. Lo bello, lo divertido, lo alegre, y su combinación. Y dentro de eso, no hay límites. Considero que la vida ya es suficientemente dura y corta. En lo que esté aquí, me gustaría señalar cosas y/o personas increíbles y bonitas, aunque a veces por uno u otro motivo (que puede ser muy loable) haya que señalar lo otro”.

Deja una respuesta